El que busca... halla

Entradas más vistas en la última semana

Google+ Followers

Y si de humor se trata...

Cargando...

El humor y la calidad de vida

Una nota de Delfina Acosta
---
Trajinar por la vida, observar el mundo que quiérase o no, parece querer tragar a la gente aunque en realidad es la gente, en su egoísmo, en su falta alarmante de conciencia divina la que devora al prójimo, nos desgasta muchas, tantas veces.
Los noticieros nos cuentan a través de sus informadores que alguno, un olvidado por la sociedad se voló la cabeza con un tiro de revólver abrumado por vaya uno a saber qué circunstancias. Y nos informan en torno a una catástrofe, un incendio que devoró hectáreas de bosques en algún lugar del planeta. “¿Y de las aves, de las ardillas, de los ciervos, de todas las hermosas bestias, qué pasó, por amor a Dios?”, uno se pregunta entonces.
Pero así son las cosas. Hay leyes que rigen nuestra existencia y también nuestro destino, leyes muy severas, inhumanas casi. Mas qué podemos hacer.
Europa está en crisis económica. ¿Qué ocurrirá con los miles de familias que presenciarán cómo el mundo se les viene literalmente abajo? Mal manejo de la democracia en manos de los políticos opinan algunos. Y los legos en la materia intentan dar observaciones atinadas pues mucho se valora su posición crítica ante un caos económico.
Te enteras leyendo la prensa que el tránsito sigue enlutando hogares, que los politiqueros continúan firmes en su inoperancia así como en sus propósitos de saquear las arcas del Estado.
Entonces, curtido ya por tantos absurdos y situaciones abrumadoras, buscas cierto refugio, lector. Algunas personas se refugian en el humor, lo cual me parece altamente plausible, pues el humor desdramatiza. Muchas gentes, apremiadas por los problemas escuchan música, y así, a través de una melodía, un ronroneo de boleros, la tranquilidad le viene a su corazón. Creo que Dios es el alto refugio, y la familia, desde luego. Heridos por la maldad de los hombres hay seres que se mandan mudar a un monasterio, y bien tomada se me ocurre tal decisión. A propósito me parece oportuno traer a la memoria de los lectores de la buena poesía unos fragmentos de “Vida retirada”, del genial poeta español Fray Luis de León. Qué descansada vida /la del que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida/ senda por donde han ido/ los pocos sabios que en el mundo han sido!/ Que no le enturbia el pecho/ de los soberbios grandes el estado,/ ni del dorado techo/ se admira, fabricado/ del sabio Moro, en jaspe sustentado!
El mundo es como es desde sus inicios hasta la fecha. Y nosotros, que vivimos los tiempos que corren, es natural, es humano que nos fatiguemos a veces y ansiemos una pausa.
Yo, particularmente, me recreo y solazo viendo “La pantera rosa”. Se me van de la mente las preocupaciones del día, la presión que de una u otra manera absorbo pues estoy en un medio periodístico, al ver a la panterita haciendo de las suyas. Dios tenga una bendición especial para los generadores del humor sano.
Mafalda y Condorito son una alternativa de terapia, aparte de las buenas lecturas. A la vista están los problemas sociales. Quienes deseamos mejorar la realidad, nos fatigamos. Y no desmayamos. Pero también merecemos un recreo. Cuán predispuesto viene el ánimo entonces para charlar con la gente sencilla, que te saca chistes de su memoria y pone un acento alegre y un gramo de salud en tu organismo. Dios tenga en su gloria por siempre a Miguel Cervantes, pues su “Don Quijote de la Mancha” entusiasma, apasiona. Y arranca risas como ningún otro libro que al mundo vino.

14 de Noviembre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario