El que busca... halla

Cargando...

Entradas más vistas en la última semana

Google+ Followers

Y si de humor se trata...

Cargando...

Un chiste de Carnaval

Una pareja tiene pensado acudir a un baile de Carnaval. Cada uno de ellos tiene un disfraz pero comprado por separado y aún no han podido ver el de su compañer@. Cuando falta poco para la fiesta, la chica comienza a sentirse mal con dolor de cabeza y le dice al marido:


- Vete tú solo, que yo me voy a tomar un par de aspirinas y me voy a acostar, no puedo ir.

- Bueno, como quieras, pero a mí me hacía ilusión ir contigo, me voy a aburrir como una ostra, a ver si me encuentro allí con algún conocido.

El marido se va a la fiesta y ella lo ve salir disfrazado del Zorro. Al de unos minutos el dolor de cabeza se le pasa y ella decide entonces disfrazarse e ir también a la fiesta y así de paso investigar lo que hace su pareja de incógnito, puesto que conoce su disfraz pero él aún no sabe el de ella. Cuando llega a la fiesta ve a su marido bailando la lambada bien pegado a una tía estupenda y se pone hecha una furia. Entonces de repente llega otra chica, aparta a la otra y comienza a bailar con el marido. La esposa ya no aguanta más y va ella, empuja a la chica y empieza a bailar con su marido provocativamente. La cosa se caldea a tope y acaban en el servicio de la sala de fiestas haciendo la "caidita de Roma" en todas las posturas imaginables pero sin descubrirse la cara. Luego ella se va a casa, se quita su disfraz y se mete en cama a esperar al marido. Al de un rato llega éste y ella le dice:

-¿Qué tal la fiesta?

- Aburrida (responde él), menos mal que me encontre allí con José y Luisito y nos fuimos a jugar una partida a la sala de billar de la discoteca.

-¡Mentiroso! ¡Te crees que me puedes engañar así!

-Te juro que de digo la verdad. En cambio si te cuento lo que le pasó al tipo al que le dejé mi disfraz....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada