El que busca... halla

Entradas más vistas en la última semana

Google+ Followers

Y si de humor se trata...

Cargando...

El bautismo del perro


Un hombre acude a su parroquia y le dice al párroco:
-Buenas. Venía a ver si me bautizaba usted al perro.
-¿Pero qué dice? ¡Los perros no se bautizan! Se pueden bendecir el día de San Antonio, pero nada más.
-No, no. Yo quiero que lo bautice.
-Que le digo a usted que no.
-Padre, es que el perro es como de la familia... Además, si lo bautiza le dejaremos a la parroquia un donativo de 10.000 euros.
-Bueno, la verdad es que... si me lo trae ahora... pero rápido...
Y el cura termina bautizando al perro.

A los dos meses viene el obispo de visita y se fija en el nuevo órgano, en el nuevo retablo, en los nuevos bancos y le dice al párroco:
-Pero, ¿no me habías dicho que la parroquia estaba mal de economía?
-Sí... pero...(llorando)... Señor obispo, no se lo puedo ocultar. Un hombre me pagó por bautizar a su perro y acepté. ¡Buuuuaaaaaa!
-Pero... ¿tú que has hecho, insensato? ¡Un sacramento a un animal! Eso va contra los preceptos de la Iglesia. Mal cura, desgraciado, ignorante... ¿Por cuánto se lo bautizaste?
-Por 10.000 euros, Señor Obispo.
Ya más tranquilo, el Obispo reflexiona:
-¿10.000 euros? ¿Y no te dijo nada de la primera comunión?

P.I.S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario