El que busca... halla

Entradas más vistas en la última semana

Google+ Followers

Y si de humor se trata...

Cargando...

Deseo reprimido‏

En el parque de María Luisa de Sevilla, había dos estatuas de un hombre y una mujer y llevaban muchos años una en frente de la otra.
Una mañana se les aparece un ángel y les dice:
- Como habéis sido unas estatuas ejemplares y habéis deleitado a mucha gente, voy a concederos lo que más ansiáis: La vida. Tenéis treinta minutos para hacer todo lo que queráis.
Y al mover el ángel una mano, las dos estatuas cobran vida. Las dos se miran, sonríen y corren detrás de unos arbustos. A los quince minutos, las dos estatuas salen de los arbustos con las caras llenas de satisfacción.
-Todavía os quedan quince minutos. ¿Queréis continuar?

La estatua hombre mira a la estatua mujer y le dice:
-¿Quieres volver a hacerlo?
- ¡Claro que sí! -dice la estatua mujer sonriendo- pero esta vez tú agarras la paloma y yo me cago encima de ella.

(Depositado por Paco en la sucursal Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario